Smart Money, Smart People

Termómetros con luz infrarroja: cómo se aplica para detectar síntomas de Coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Con el fin de evitar el aumento de contagios, los centros comerciales, aeropuertos, hospitales y otros establecimientos públicos utilizan termómetros infrarrojos para evaluar la temperatura corporal de las personas.

Esta herramienta se ha vuelto parte de nuestro día a día, pero algunos datos falsos han comenzado a circular, entorpeciendo su uso y poniendo en riesgo la seguridad de todos. En este blog, compartimos contigo toda la información verificada sobre este dispositivo ¡sigue leyendo!

¿Qué es la luz infrarroja?

La luz infrarroja es un tipo de luz que oscila a una frecuencia distinta a la luz natural, por lo que el ojo humano no es capaz de verla o percibirla. La luz infrarroja nos brinda información especial que no podemos obtener con la luz visible: muestra el calor de los objetos y seres vivos.  

Los termómetros que se están usando actualmente, funcionan con un sensor, que interpreta la información infrarroja que emiten todos los cuerpos vivos, y se refleja en la pantalla digital con la temperatura de la persona en cuestión de segundos.

Carlos Govea, instructor comercial de equipos médicos de Hergom Medical, explica cómo funciona: 

“El cuerpo emite ondas térmicas que expanden el calor humano. Lo que tiene el termómetro es un sensor que atrapa la modulación de estas ondas y mide su frecuencia para interpretarla y reflejarla mediante un software.”

¿Cómo se está utilizando en detectores de síntomas de coronavirus?

La FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, señala que este tipo de aditamentos “reducen el riesgo de contaminación cruzada y minimizan la propagación de enfermedades”.

La temperatura de nuestros cuerpos no siempre es uniforme. En manos, pies, codos, brazos y muslos, la temperatura puede descender incluso hasta los 25 grados centígrados; hacer la medición en alguno de estos lugares, arrojaría una medición errónea. Las partes del cuerpo donde la temperatura se puede medir de manera más exacta son: 

  • La frente
  • Los oídos
  • La boca
  • El recto

Govea explica que la medición debe ser tomada de 3 a 5 centímetros. Si se aleja de los 5 centímetros, el índice de variabilidad es mayor y por tanto no es confiable la medición, pues tendría una variación de aproximadamente 0.2%.

¿Es dañina?

En redes sociales surgieron muchos rumores que aseguraban que estas herramientas funcionan como una especie de “rayo láser” capaz de dañar la retina, o que al colocarse en la frente mata neuronas. Sin embargo, hay varios estudios que desmienten esto.

De acuerdo con Carlos Govea, esta tecnología funciona a diario en los controles de la televisión o en las cámaras de video de CCTV. Antonio Estay, académico de la Universidad de CHile en el Departamento de Tecnología Médica, señaló que

“la radiación infrarroja puede producir daños a muchos tejidos, pero no es el caso de los termómetros, ya que estos no emiten energía. El sensor lo que hace es medir la radiación electromagnética que el usuario produce”. 

En resumen, los termómetros con luz infrarroja son herramientas que no dañan nuestra salud, no lastiman las retinas ni matan neuronas. Al contrario, esta medida sanitaria contribuye a la prevención de contagios de COVID-19, por eso es importante cooperar con su correcto uso. 

Suscríbete al blog

Topics:

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad