Smart Money, Smart People

Mito o realidad: ¿los Millennials no pueden comprar casa?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La generación Millennial es una que se encuentra constantemente atrapada en escándalos, estudios y otros cúmulos de información que circulan por internet con diferentes mitos: que los Millennials no quieren tener hijos y prefieren a sus mascotas, que la generación se encuentra atrapada en el limbo de la transición entre lo analógico y lo digital, que prefieren comprar avocado toast y beber café de Starbucks a ahorrar dinero, que son la primera generación que no va a poder comprar una casa propia.

De acuerdo con cifras del INEGI, esto último es tristemente cierto, al menos si seguimos el modelo tradicional de compra-venta de Bienes Raíces: en promedio, la generación Millennial percibe un salario de $8,000 pesos mensuales, mientras que los precios medios para adquirir una propiedad pueden ascender hasta más de $15,000 pesos mensuales, dependiendo de la zona, el estado y el tamaño de la propiedad.

Las rentas, por otro lado, también ascienden a cantidades similares. En consecuencia, los jóvenes que desean independizarse tienen que recurrir a espacios compartidos con varios roommates o a propiedades pequeñas con rentas pequeñas que nunca van a pertenecerles porque su poder adquisitivo no alcanza.

La regla del 30%: inaplicable

En economía, se aconseja que el precio de la vivienda no supere el 30% de los ingresos mensuales de una persona, para que el gasto no resulte asfixiante y se pueda balancear con una vida financiera saludable. Para ma mayoría de los Millennials, esta conversión resulta en apenas $2400 pesos disponibles al mes para una renta.

“Los Millennials sí quieren comprar, pero se enfrentan a dos cuestiones difíciles de resolver para ellos: primero, el costo de la tierra, el precio de los inmuebles es alto y; por otro lado, no hay hipotecas los suficientemente aterrizadas para este grupo de edad, para poderse comprometer en el pago de éstas”. 

Federico Sobrino, consejero del Instituto de Administradores de Inmuebles.

¿Pueden los millennials comprar casa? ¡Sí!

A pesar de que el panorama es poco prometedor, lo cierto es que esto es solo un mito. Los millennials sí pueden comprar casa porque existen alternativas que permiten adquirir una propiedad, como lo son:

  • Los créditos hipotecarios
  • Inmobiliarias con autofinanciamiento
  • Oportunidades en preventas

A pesar de que sabemos que los créditos hipotecarios están un poco fuera del alcance de los Millennials, aún existen algunas opciones que puedes tomar en cuenta, tales como el crédito hipotecario de preventa que HSBC lanzó recientemente, y que está destinado a parejas jóvenes con intención de casarse. Aunque los intereses son elevados, se trata de una opción que puede ayudarte.

Sin duda alguna, la mejor opción está en una excelente fusión entre aprovechar precios en preventa, y acudir a brokers o agencias inmobiliarias que cuenten con planes de financiamiento propios. Este tipo de herramientas puede permitirte adquirir una propiedad a pagos, completando el enganche también a pagos (aunque esto último depende totalmente del proyecto y la empresa) para poner a tu alcance la adquisición de un inmueble.

La ventaja de estos planes de financiamiento es que usualmente son completamente internos, y el contacto es directo con la empresa, sin intermediarios bancarios que puedan ponerte peros o cobrarte intereses altos por el préstamo.

La clave: educación financiera

La generación Millennial ciertamente ha recibido una economía que se encuentra en estado caótico, sin embargo no significa que tu situación financiera esté condenada. Para escapar de un sistema financiero que juega en tu contra debes aprender cómo pensar fuera de la caja, y dejar de esperar que tus ingresos crezcan del mismo modo en que crecieron los de tu papá o tu abuelo, y con los mismos métodos.

La mejor decisión que puedes tomar justo ahora es la de trabajar en tu educación financiera, aprender a manejar herramientas de inversión y poner tu dinero a trabajar para ti. Ahorrar tu dinero sirve de poco cuando cada día nuestra moneda se deprecia y los precios se inflan: invertir tu capital, en cambio, puede hacer crecer tu dinero y, en consecuencia, aumentar tu poder adquisitivo para permitirte realizar compras más fuertes, tanto en el ámbito inmobiliario como en otros.

Existen muchas herramientas de inversión que no requieren un gran capital y que, en el mediano o largo plazo, pueden brindarte un excelente ROI. Algunos ejemplos son:

  • Compra de lotes de inversión, sirven como ahorro y como inversión al mismo tiempo, sobre todo si haces la compra para revender en el futuro.
  • Inversión en divisas. Las criptomonedas, sobre todo, son oportunidades muy buenas. Ten en cuenta que necesitas algo de guía antes de aventurarte a utilizar esta herramienta de inversión.
  • Herramientas como el Crowfunding.
  • Emprendimiento de negocios, aunque quizá es el que requiere más capital. Si se hace bien, puede suponer una fuente de ingresos constante que multiplicará tu poder adquisitivo.

La educación financiera es clave para cuidar tu dinero, ampliar tu patrimonio y mejorar tu calidad de vida. Adquirir una propiedad siendo parte de la generación Millennial y aparentemente teniendo todo en contra es muy posible si conoces la forma correcta de hacerlo. ¡Millennial, comprar una casa sí está a tu alcance!

¿Quieres saber más sobre herramientas de inversión y Bienes Raíces? ¡Suscríbete a nuestro blog!

Suscríbete al blog

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad