Smart Money, Smart People

Los 7 errores más costosos de comprar una propiedad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comprar una propiedad, especialmente si es la primera vez que estás incurriendo en el mercado inmobiliario, es una experiencia llena de tentaciones engañosas:

  • Ofertas en remate
  • Productos muy baratos que resultan poco prometedores o que cuestan más al largo plazo.
  • Precios con muchos asteriscos y letras pequeñas que se duplican o triplican.
  • Impuestos.

Y, en general, muchas trampas para las que muchos no están preparados.

Afortunadamente, encontrar la información que necesitas para tomar una decisión informada está solamente a un click de distancia. ¿Sabes cuáles son los errores que debes evitar cuando compras una propiedad, por ser los más costosos? Olvida los consejos de sentido común como “leer las letras pequeñas de todos tus contratos” porque los errores de los que más desprotegido estás se encuentran justo frente a ti.

1.- Desconocer los precios y diferentes productos del mercado inmobiliario.

Si no conoces qué es cada producto inmobiliario, sus precios en el mercado, lo que los compone y el tiempo promedio en el que pueden ofrecerte crecimiento y ganancias, puedes caer por falsas ofertas que pueden parecer muy buenas y no serlo, o dejar ir oportunidades grandiosas.

Por ejemplo, si no sabes lo que es un terreno de inversión y cómo opera el producto inmobiliario, o cuándo sí es recomendable comprar uno, puedes dejarte llevar por los precios aparentemente bajos y poner tu dinero en un producto que va a crecer a un ritmo lento o que podría quedarse estancado.

2.- Desconocer la zona de interés o no tener en mente la finalidad de la compra.

Cuando vas a invertir en Bienes Raíces es importantísimo tomar en cuenta la zona en la que estás invirtiendo, no importa para qué estés comprando la propiedad. Puedes encontrar viviendas muy baratas, pero siempre debes checar si la zona es poco accesible, o si tiene servicios limitados. Puedes encontrar terrenos de inversión a precios impresionantes pero, si no prestas atención, puedes terminar comprando un pedazo de tierra en medio de la nada que de poco va a servirte a la larga.

No prestar atención a nada más que al precio de la propiedad que estás comprando es uno de los errores más graves que puedes cometer al momento de comprar, y a la larga se traduce en pérdidas monetarias, físicas o emocionales.

3.- No contemplar los costos reales de comprar una propiedad

Cuando un vendedor, particular o parte de una empresa, te presenta el precio de una propiedad, es muy posible que ese precio no incluya todos los costes extras que se generan durante el proceso de compra-venta de Bienes Raíces. Comprar o vender una casa siempre tiene un cargo de impuestos, gastos por la generación de documentos legales como la escritura y honorarios de abogados y notarios.

El vendedor cuenta con algunas herramientas para abaratar el costo de vender su propiedad, pero el comprador debe tener en cuenta siempre que pueden encontrarse costos extra, y contemplarlos dentro de su presupuesto para no meterse en aprietos financieros ni generar deudas inesperadas.

4.- Comprar una propiedad sin visión a futuro

Una propiedad no es como cualquier otro producto que se utiliza y desgasta hasta que hay que cambiarla como sucede con los automóviles o los equipos electrónicos, si se invierte inteligentemente, una propiedad puede aumentar exponencialmente su valor y convertirse en una fuente constante de ingresos muy sólida. Para que eso suceda, el comprador no puede limitarse a comprar una propiedad que sólo le sirve en ese momento.

Un error muy grande es pensar en el corto plazo: mi hija estudia en una universidad pequeña a las afueras de la ciudad, luego entonces, es buena idea comprarle un departamento barato por esos rumbos. Este tipo de decisiones no toma en cuenta la zona en la que se ubica la propiedad, o los usos a futuro, ¿es posible rentar el departamento después a otros estudiantes? Si la universidad es muy pequeña, ¿existe la demanda por renta de apartamentos en la zona? ¿El crecimiento de la ciudad apunta hacia la zona? Comprar sin visión puede terminar dejando una inversión de crecimiento muy lento que no se puede ni utilizar ni redituar.

5.- Limitarte a cotizar tu crédito hipotecario con un solo banco

Conocer todas tus opciones te brinda el panorama que necesitas para tomar una decisión que sea benéfica. El simple hecho de cotizar un crédito hipotecario con más de una institución bancaria, comparar beneficios, tasas de interés y demás números, y tomar tu tiempo para llegar a una conclusión puede ahorrarte miles de pesos.

Por más atractiva que suene una oferta bancaria, por más deadlines y fechas límite que te muestren, nunca debes tomar una decisión apresurada.

6.- No preguntar por qué se vende el inmueble

Aunque parece de sentido común, es un error que se comete más de lo que podrías imaginar, y es especialmente importante cuando estás comprando una propiedad que ya estuvo ocupada.

  • ¿Hay fallas estructurales que generan costos altos de manutención?
  • ¿Se encuentra en una zona poco deseable o con alto índice de accidentes?
  • ¿Existen factores externos como vecinos ruidosos o conflictivos, servicios deficientes o cualquier otra cosa?

Todas son preguntas que debes formular al vendedor e investigar por tu cuenta antes de realizar cualquier promesa de compra o pagar algo.

7.- Contratar los servicios de un broker o un agente inmobiliario sin experiencia

Cualquiera puede abrir una página de Facebook y vender propiedades, y por eso mismo es importante que te informes lo más posible sobre el Broker o agente inmobiliario que te asesorará en el proceso de compra-venta. Es necesario formular preguntas clave del rubro, ¿sabe cómo está creciendo la ciudad? ¿Puede brindarte un estimado del ROI que la propiedad generaría en caso de comprarla? ¿Puede justificar sus respuestas?

Verifica que se encuentre trabajando para una empresa formal o que cuente con los permisos y reconocimientos necesarios ante la PROFECO y demás agentes gubernamentales pertinentes, un buen asesor inmobiliario o broker es tu mejor aliado para una inversión inteligente.

Comprar una propiedad a precio justo y sin llevarte sorpresas desagradables es muy fácil cuando tomas en cuenta estos consejos y eres precavido, recuerda compartir todas tus inquietudes y dudas con tu agente inmobiliario o broker, y busca asesoría legal cuando necesites orientación con cualquier proceso legal, generación de impuestos o revisión de antecedentes de una propiedad. ¡No tomes tu inversión a la ligera!

Suscríbete al blog

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad