Smart Money, Smart People

Casi nos estafan rentando casa en Facebook: Te contamos cómo lo evitamos y damos algunos consejos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Imagina que estás buscando una casa en renta y tu presupuesto es de $10,000. Tu propiedad ideal está en dentro de una zona específica y la casa debe reunir ciertas características óptimas para tu familia: 3 habitaciones con baños, piscina, garaje y más.

La búsqueda de la casa ideal viene con algunos retos: la zona en la que estás buscando tiene un precio de renta promedio de entre los $14,000 – $18,000 y aunque ya llevas ya varios días de búsqueda, todas las casas están por arriba de tu presupuesto. 

Desesperado, decides intentar con canales a los que usualmente no recurres, como el Marketplace de Facebook y ahí encuentras de todo: casas magníficas, pero fuera del presupuesto, o una que otra bonita propiedad pero lejos de tu zona de interés. Semanas después, ya un poco cansado y estresado, te topas con una verdadera joya: una casa que tiene más cuartos de los que buscabas, más terreno del que esperabas, en la mejor zona, con piscina y además ¡tiene el súper precio de solamente $9,000 al mes! 

Después de la emoción inicial, te pones en contacto con el arrendador para apartarla lo más rápido posible. El dueño de la propiedad te explica que él no está en la ciudad, que la casa está a punto de ser desocupada, por lo que podrías estar estrenando casita nueva en un par de semanas. La casa tiene muchos interesados y el corredor o propietario solo llegará a firmar contrato y entregar la casa. 

¿Qué haces cuando encuentras la casa ideal en Marketplace de Facebook?

Imagen: Roastbrief

Lo primero es la urgencia de apartarla y llegar a un acuerdo, por lo que empiezas a buscar referencias de la persona con la que estás tratando a través de Facebook:

  • ¿Tiene amigos en común? Al parecer no, porque que vive en otra ciudad y su perfil no tiene mucha información. 
  • Empiezas a dudar: ¿será real? ¿puedo perder esta oportunidad? 

En un intento de confirmar la veracidad de este sueño hecho realidad, le pides a un amigo que verifique la casa, la oferta y el perfil en la mencionada red social. Al parecer todo marcha bien, tu amigo te confirma que puede ver lo mismo que tú, que el corredor le respondió de igual manera a todas sus dudas y que también le mencionó que podría apartar la casa para que dejara de ofrecerla.

¡Es momento de tomar una decisión!

¡Vamos a arriesgarnos! Es una gran oportunidad que no puedes dejar pasar. Pero tu amigo, quien tiene experiencia rentando y vendiendo casas, te hace pensar: 

  • El precio es demasiado bajo y el promedio de una casa como esa es prácticamente el doble.
  • Las fotos parecen sacadas de internet, se ven de muy baja resolución.
  • Todas las respuestas del arrendador parecen llevarte a la conclusión de que si no le depositas hoy, perderás la oportunidad de quedarte con la casa ideal. 

Y mientras tú estás considerando todas las variables, justo en ese momento la propiedad y el perfil desaparecen de Facebook. 

Tristemente, y seguramente, alguien más cayó en la estafa y alguna persona realizó el depósito del apartado para despedirse de sus $5,000 y nunca más volverlos a ver.

Cómo evitar un fraude inmobiliario en redes sociales

Si alguna vez te has visto en una situación similar, no te apenes. Todos hemos vivido experiencias en las que alguien se aprovechó o intentó aprovecharse de nuestra necesidad.

Algunos consejos rápidos para evitar una experiencia así son:

  • Si no encuentras información de la persona en el perfil de red social, busca el nombre en Google.
  • Si el precio es muy bueno para ser verdad, usualmente es que no es verdad. Asegúrate de consultar con el arrendador cuál es la razón de un precio tan bajo, en comparación con la media de otras propiedades en la zona.
  • Antes de realizar cualquier depósito, solicita visitar la propiedad o pedir la dirección para conocer si realmente la casa se encuentra en renta.
  • Contrata a un agente inmobiliario. Solicitar la asesoría de un asesor no genera un gasto para ti, ya que los servicios de este profesional siempre son cubiertos por el arrendador de la propiedad. Además, esto implica que el trato que recibes siempre es favorable y te da la mejor experiencia durante la transacción.

El internet ha facilitado muchos procesos de compra y venta de propiedades, pero también ha aumentado el riesgo de ser víctima de una estafa si no recibes el asesoramiento adecuado. 

Nosotros queremos que, sin importar el tipo de transacción inmobiliaria que estés buscando realizar, siempre encuentres el mejor negocio para ti, ¿quieres conocer más sobre nosotros y las propiedades que te ofrecemos? ¡ponte en contacto!

Suscríbete al blog

Topics:

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad