Smart Money, Smart People

Propiedades sustentables en México: Cómo está creciendo este segmento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En México, el gasto público dedicado a la protección ambiental no llega ni al 1% del PIB total. Sin embargo, la degradación ambiental se agrava cada vez más, y el costo de esto representó hasta el 4.0% del PIB del 2016 y el 0.6% del mismo se fue en “agotamiento ambiental”.

Esto es un escenario muy alarmante, pero desde muchas industrias se ha comenzado a buscar soluciones para frenar el ecocidio, y aunque no lo parezca, las Bienes Raíces se han sumado con desarrollos ecológicos y sustentables en muchos aspectos.

¿Cómo surgen?

La revolución industrial trae consigo edificios grises, contaminación y el abandono de la visión de la vivienda como un elemento comunitario, verde y de tranquilidad y esparcimiento. Con el paso del tiempo, la economía del ladrillo se basó en:

  • La velocidad de construcción
  • Los bajos costos de producción
  • La explotación de la tierra
  • El uso de materiales de baja calidad

Esta producción era buena para elevar los números, pero mala para la calidad de la vivienda, la calidad de vida y el cuidado del ambiente. Es por eso que surge después la bioconstrucción, desde España, que prioriza el diseño inteligente, los materiales ecológicos, las fuentes de energía renovables y los hábitats preparados para convivir armónicamente con la madre naturaleza.

Estos desarrollos poco a poco se han ido asentando y evolucionando en el estado de Yucatán, y si bien ya hemos visto algunos en Mérida, como Vía Montejo, Norden 48 o incluso el Yucatán Country Club, que ponen especial interés en la armonía entre naturaleza, calidad de vida y diseño, poco a poco iremos encontrando desarrollos más y más audaces y que implementan el uso de energías renovables, como será Prometeo, en Mérida.

¿Cómo funcionan las propiedades sustentables?

La bioconstrucción y el desarrollo urbano inteligente y sustentable utilizan materiales de bajo impacto ambiental, reciclados, de origen vegetal y biocompatibles que no supongan toxicidad para el ambiente ni el ser humano. También privilegia la adaptabilidad de los espacios, y crea el ecosistema ideal para utilizar recursos renovables y energía limpia. Las villas solares, que se han popularizado en potencias como Alemania, son un ejemplo.

Para lograrlo debe seguir ciertas bases, como por ejemplo:

  • No ubicarse cerca de ambientes contaminados que representen un peligro para las personas.
  • Integrarse al espacio al incluir vegetación autóctona, adaptar las proporciones espaciales y usar colores que armonizan con el entorno.
  • Diseños que atiendan las necesidades del usuario y evitar la invasión por excesos.
  • Distribuir eficientemente los servicios y considerar las condiciones bioclimáticas, el ahorro energético y el aprovechamiento de la orientación
  • Optimizar los recursos naturales y utilizar materiales biocompatibles
  • Implantar sistemas y equipos de bajo consumo energético, e incorporar equipos de producción de energía limpia o que emitan y representen el menor impacto ambiental
  • Separar y reciclar desechos orgánicos e inorgánicos
  • Reutilizar y dar mantenimiento a tus sistemas y equipos.

{{cta(‘4141e06e-5781-45ac-aa85-bc7253dea389’)}}

¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento?

Mercado Libre Inmuebles realizó una encuesta sobre sustentabilidad, y los encuestados mexicanos entre 18 y 30 años indicaron que priorizan la preservación ambiental sobre el crecimiento económico, 50% a favor de la preservación ambiental, 10% a favor del crecimiento económico y 40% intermedios entre ambas. Además, el 37% de los encuestados indicó que los hábitos del uso de vivienda (abrir ventanas para ventilar, apagar la luz si no se está usando, lavar un día específico de la semana, uso de tendedero en vez de secadora, etc.) es más importante que el aspecto constructivo y tecnológico de la vivienda. Y en cuanto al ahorro energético, el 65% le priorizó el confort térmico cuando adquieren una vivienda con criterios sustentables.

¿Qué queremos decir con todo esto? Que los mexicanos jóvenes se preocupan por el ambiente y prefieren un lugar que tenga un impacto ambiental mínimo y al mismo tiempo sea cómodo.

De hecho, en 2018 la revista Forbes hizo un artículo sobre la oportunidad de construir inmuebles sustentables para producir mejores espacios, pues la ventana de oportunidad que estos espacios sustentables representan es muy atractiva para quien busca invertir de forma inteligente.

La oferta del sector inmobiliario ha evolucionado para no volverse obsoleta, y cumplir con las expectativas de la demanda, es decir, las inmobiliarias se han actualizado y desarrollado estrategias para poder construir las edificaciones sustentables y duraderas que requiere la gente.

¿Qué opciones hay?

En Mérida, los desarrollos sustentables han tenido algo de presencia desde la llegada del Yucatán Country Club, pero la ciudad más tranquila de México está a punto de dar un paso más hacia la posibilidad de convertirse en una potencia de energía fotovoltáica. Prometeo es un desarrollo de lotes residenciales con amenidades para garantizar una excelente calidad de vida, que además contará con su propia granja solar para producir la energía eléctrica de las propiedades que se construyan.

Las proyecciones de crecimiento están al alza, y la demanda va en aumento a medida que los jóvenes comienzan a desarrollar su propio poder adquisitivo. Se trata de una relación ganar-ganar entre el inversionista, el cliente, la inmobiliaria y el ambiente. ¿Qué esperas para poner tu dinero en donde hay potencial? Si quieres saber más sobre la oportunidad que hay en las Bienes Raíces sustentables, haz click abajo y contáctanos, ¡te esperamos!

Suscríbete al blog

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad