Smart Money, Smart People

¿Impulso o Inversión?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hay muchos factores que pueden incitarte a querer comprar una casa, un departamento o alguna otra inversión inmobiliaria, pero no necesariamente son las razones adecuadas.

En Phinance, hemos hecho una lista de cosas a considerar para hacer la toma de decisión algo mucho más sencillo.

1.- ¿Nuevo, usado o sobre plano?

La mejor opción siempre será aquella que se acomode a tus necesidades, eso es un hecho.

Reubicación: propiedad nueva o usada

Si necesitas un hogar de inmediato porque te estás reubicando, nuevo o usado podrían ser una opción. Pero si no tienes tiempo de revisar todos los problemas que una propiedad ya usada previamente podría darte, definitivamente nuevo sería lo ideal, tomando en cuenta que tendrás garantía.

Si buscas invertir a futuro

Ahora, si lo tuyo es invertir a futuro, sobre plano sería de lo más inteligente, siempre y cuando tu investigación sobre el desarrollador arroje resultados positivos. Siempre pregunta:

  • ¿Qué se ha hecho antes?
  • Recuerda pedir todo lo que te puedan indicar sobre acabados y detalles, ya que hay ocasiones en las que el proyecto suena muy prometedor y rentable, pero a la hora de la entrega, no es lo que se esperaba.

La razón por la que es la inversión más eficiente yace en el hecho de que una vez que sea producto terminado, los proyectos pueden aumentar hasta un 30% de su valor en comparativa con su preventa, así que aprovecha oportunidades interesantes de desarrolladores certificados.

2.- ¿Hipoteca Fija o Variable?

A menos que planees comprarla de contado, tu hipoteca no debe superar del 30% al 40% de tus ingresos anuales.

E independientemente de eso, debes considerar las sabias palabras de Carlos López Juárez:

«En el peor de los escenarios, una macro devaluación que lleve a 25 pesos el tipo de cambio, -lo que no creo que suceda según las estimaciones de Tendencias Económicas- provocará que los bancos cierren la llave del crédito y en ese caso, tardarían 10 años en reabrirla, por lo que no podrá comprar una casa con ayuda de un crédito hasta dentro de 10 años.»

Esto fue en el 2015 y tomando en cuenta el panorama macroeconómico y el dólar al precio actual, podríamos acercarnos a una posibilidad similar.

Otro factor importante es que en la ocurrencia de una macro devaluación, con un contrato a tasa y pago fijo, juntar la mensualidad significará menos esfuerzo al deudor que antes de la devaluación.

«Recordemos que después de tres devaluaciones entre 1976 y 1988, tuvimos que quitarle tres ceros a la moneda nacional. Si en 1976 te hubieras comprometido a pagar una mensualidad de 10,000 pesos, para 1988 tu mensualidad hubiera sido de ¡10.00 nuevos pesos! ¡Hubieras hecho el negocio de tu vida!»

Imagina comprar en el momento preciso y de la mejor forma posible:

  • Costo anual total (CAT) menor (el CAT incluye intereses, comisiones, pagos anuales, etc.).
  • Plazo de 15 a 20 años.
  • Sin penalización por prepago a capital.
  • Lo más importante, una tasa fija durante la vida del crédito.

3.- ¿La puedo vender o rentar a futuro?

La pregunta en cuestión, ¿qué tan posible es predecir la plusvalía de una propiedad?

La respuesta circula en torno a panoramas que van más allá de la propiedad en sí, que definitivamente, tiene un papel importante, pero ver la big picture es lo que permite un análisis correcto.

Por dar un par de ejemplos: comprar un departamento en el 2014 en Mérida, Yucatán, tenía un costo aproximado de $1,500,000.00 MXN. Actualmente, departamentos en ese rango están siendo comprados en un valor mercado de $3,300,000.00 MXN, ¡más del doble!

Incluso hay casos de propiedades que a 10 años, han logrado hasta un 500% de plusvalía.

Pero, ¿qué ha logrado que esto funcione así?

  • La oferta y demanda de una ubicación en particular.
  • Los comercios e infraestructura en torno a ella.
  • El desarrollo o planes de desarrollo de nuevas zonas urbanas.
  • Impulsores del mercado inmobiliario.
  • Servicios disponibles.
  • Crecimiento de la población.
  • Seguridad de la zona.

Se trata de una serie de condiciones en las que los desarrolladores se aseguran a la hora de crear un proyecto, tanto para garantizar la inversión de las personas que confían en ellos, como para garantizar la viabilidad del mercado inmobiliario.

Adicionalmente, existen situaciones en las que los cambios en el mercado o en el panorama socioeconómico, aumentan la plusvalía de lo que estás a punto de comprar, incrementando su precio.

4.- Si estás 100% decidido, compra rápido.

Sé que mencionamos el impulso en el título, pero existen situaciones donde sabes exactamente lo que quieres y por qué lo quieres, los beneficios que te traerá y cuánto podrás ganar de una inversión así. Incluso es posible que lo hagas para proteger tu dinero de una crisis económica y por ende, sea una buena decisión.

Pero, ¿por qué debes hacerlo rápido? La respuesta es fácil, «las grandes mentes piensan igual». Si tú lograste verlo, probablemente alguien más lo ha hecho y está por tomar la misma decisión que tú. Nos ha ocurrido que dos clientes quieren el mismo producto y llega un tercero con toda la decisión del mundo a comprarlo, reiniciando en ocasiones el proceso de investigación de los anteriores, más tiempo invertido.

Al final, lo más importante de cualquier inversión, es estar seguro y saber lo que estás haciendo.

Si tienes alguna duda sobre cómo podemos ayudarte a proteger tu patrimonio y asegurar que tu inversión sea una decisión que culmine en éxito, ¡da click arriba!

Suscríbete al blog

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad