Smart Money, Smart People

3 maneras de comprar casa sin crédito hipotecario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Para cualquiera supone un esfuerzo significativo el invertir en Bienes Raíces, aunque lo cierto es que una propiedad es de las mejores compras que se pueden hacery a pesar de los mitos que rodean la compra de inmuebles como casas, terrenos o apartamentos, existen varias opciones de pago que vuelven la inversión accesible para muchos.

Más allá de los créditos hipotecarios que se extienden por muchísimos años y que pueden incrementar considerablemente el valor de un inmueble, existen varias formas de pagar un inmueble que pueden adecuarse a tus posibilidades, brindarte descuentos o hacerte el proceso de compra muy cómodo. ¿Te interesan? ¡Aquí te los revelamos!

1.- Comprar una propiedad con efectivo

Si tienes el poder adquisitivo, o has amasado una cantidad sustancial de ahorros que te permite comprar una propiedad en efectivo, entonces es quizá la manera más rápida y barata de comprar:

  • No te cobra intereses por el plazo de financiamiento como lo hacen los bancos o créditos hipotecarios
  • Te permite pagar más rápido y librarte pronto de la deuda
  • Puede incluso garantizar algún porcentaje de descuento porque la compra es segura.

Definitivamente es más fácil decirlo que hacerlo pero, si estás determinado a comprar una propiedad, ahorrar y comprar en efectivo, o utilizar tus ahorros para pagar el total del valor en dos o tres pagos es una opción muy buena. 

2.- Planes de financiamiento de inmobiliarias

Si lo que buscas es comodidad y pagos que no te asfixien, pero no puedes o no quieres solicitar un crédito hipotecario, tienes la opción de preguntar por planes de financiamiento directamente con las empresas inmobiliarias o desarrolladores de proyectos. Esta opción probablemente no va a estar disponible si decides comprar a un particular, por lo que toma en cuenta eso a la hora de elegir un inmueble que comprar.

Las desarrolladoras, constructoras e inmobiliarias pueden ofrecer facilidades de pago a meses sin intereses, e incluso algún descuento si separas en preventa, por lo que adquirir una casa o departamento puede volverse más fácil sin que eso suponga aumentos en el costo.

3.- Combina tu propio dinero con un préstamo o plan de financiamiento

Una excelente opción para reducir el tiempo de la deuda, reducir el tamaño de las mensualidades y poner a tu alcance la adquisición de propiedades es a través de una combinación de recursos financieros: pagar un enganche en efectivo y continuar liquidando a meses, abonando en efectivo cada vez que te sea posible para reducir aún más el tiempo de tu deuda o el tamaño de tus mensualidades, o pagar la mitad en efectivo para luego liquidar a meses.

Esta opción combina lo bueno de pagar en efectivo con la comodidad de los pagos diferidos, y también te permite adquirir propiedades más caras de las que originalmente podrías haber adquirido solamente pagando en efectivo, sin mencionar que te salva mucho dinero en intereses.

Comprar sin crédito hipotecario: una opción viable

Los créditos hipotecarios son una herramienta muy buena si sabes utilizarlos, pero lo cierto es que pueden terminar costando muchísimo porque llegan a aumentar el precio que pagas por una propiedad incluso hasta al doble.

¡Comprar una casa sin un crédito hipotecario es posible! Siempre cuentas con las opciones de pago que te hemos descrito antes, y otras que puedes conocer preguntando directamente a tu agente inmobiliario o broker.

¿Te interesa conocer más sobre compra de casas, Bienes Raíces e inversiones inmobiliarias? No dudes en suscribirte a nuestro blog.

Suscríbete al blog

Publicado por Phinance

Publicado por Phinance

©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad
©2021 Phinance -Smart money for smart people. Política de Privacidad